Cruce de grúas torre

En algunas obras, por su extensión, es necesario instalar varias grúas torre. En este caso, siempre es preferible colocarlas de forma en que no se crucen en planta. El problema es que en muchos casos, si no se solapan algunas grúas, quedan importantes zonas muertas fuera de las zonas de barrido. Además no hay que olvidar que la carga en punta de las grúas es limitada, por lo que una propuesta de grúas sin solapes puede no ser funcional.

Por otro lado, una propuesta de grúas torre sin cruces puede obligar a usar maquinaria de elevación auxiliar, como grúas móviles o grúas autocargantes, con el consiguiente incremento del gasto, y existiendo igualmente riesgo de colisión entre las grúas torre y estas grúas auxiliares.

Por lo tanto, puede generarse la duda de cómo resolver esta cuestión, tanto en fase de proyecto, por parte del redactor del estudio de seguridad y salud; como en fase de ejecución, por parte de contratista y coordinador de seguridad y salud.

Primeramente, debe comprobarse que se cumplen los requisitos indicados en la norma UNE 58-101-92, de obligado cumplimiento según Real Decreto 836/2003. El apartado 4.1 de esta norma UNE dice lo siguiente:
“Si varias grúas se encuentran próximas entre sí, su situación se establecerá de forma que entre las partes de pluma y mástil, susceptibles de chocar, haya una distancia mínima de 2 m. La distancia vertical entre el elemento más bajo (gancho en posición alta o contrapeso aéreo) de la grúa más elevada y el elemento más alto, susceptible de choca; de otra grúa será como mínimo de 3 m. Si las grúas se desplazan, se impedirá por medio de un sistema apropiado que se aproximen a una distancia inferior a cualquiera de los indicados en el párrafo anterior”.


En cuanto a las medidas a adoptar para evitar colisiones, la norma UNE dice únicamente que:
“En el caso de grúas que trabajen una por encima de otras, se adoptarán medidas eficaces para evitar que el cable de elevación o la carga de la grúa más alta, colisione con cualquier elemento de la más baja.”

El RD. 1215/97 también trata esta situación de cruce de grúas. En la letra a, del punto 2, del apartado 3, del Anexo II, se dice lo siguiente:
“Si dos o más equipos de trabajo para la elevación de cargas no guiadas se instalan o se montan en un lugar de trabajo de manera que sus campos de acción se solapen, deberán adoptarse medidas adecuadas para evitar colisiones entre las cargas o los elementos de los propios equipos.”

Ahora bien ¿cuáles son esas medidas eficaces y adecuadas?. Sin duda existe margen para diversas interpretaciones. A juicio del autor de este artículo, estas medidas pueden ser:

1.    Instalación de limitadores de giro
2.    Establecimiento de un procedimiento de trabajo

1. INSTALACIÓN DE LIMITADORES DE GIRO:

Dentro de esta solución tenemos varios casos. El más común es la instalación de un limitador de giro en una de las grúas, de forma que el acceso a la zona de interferencia sólo lo tenga una de las grúas (la no limitada).

Existen soluciones más complejas y avanzadas tecnológicamente, como la instalación de limitadores de activación alternativa o sistemas informatizados.

En caso de ser necesario técnicamente el cruce de las grúas, la instalación de limitadores debe ser la primera opción a considerar, pues de esta forma estamos evitando el riesgo de colisión.

En fase de ejecución, la instalación de los limitadores debe planificarse, incluyéndose en el plan de seguridad del contratista responsable de las grúas. El coordinador de seguridad, además, exigirá un certificado de la instalación del limitador, y (esto lo digo por una mala experiencia), exigirá que no se coloque ningún dispositivo para anular puntualmente el limitador, o al menos que éste sea inaccesible para el gruísta, por ejemplo, colocándolo dentro de un armario cerrado con llave.

2. ESTABLECIMIENTO DE UN PROCEDIMIENTO DE TRABAJO:

Debe considerarse como la última opción, pues con esta solución la colisión puede, físicamente, producirse, y por tanto no estamos evitando el riesgo, sino limitándolo. Esta medida consiste en establecer un procedimiento de trabajo con las grúas que se cruzan. En este caso, es el compromiso respecto al cumplimiento del procedimiento establecido, por parte de los trabajadores implicados (gruístas y supervisor/es del procedimiento) el que va a provocar que la obra transcurra sin incidentes.

Esta opción debe considerarse en casos en el que la instalación de limitadores sea inviable. En el siguiente plano puede apreciarse un ejemplo en el que el uso de limitadores imposibilitaría el acceso a una zona dentro del barrido (grúa 11), al tener interferencia por dos lados opuestos con dos grúas diferentes. En este caso instalar limitadores de giro no es operativo y podría recurrirse a establecer un procedimiento de trabajo.

Un ejemplo de procedimiento puede ser el siguiente:

  • Todos los gruístas llevarán un walkie-talkie, con el que estarán en permanente contacto. Dichos walkies deben estar todos en la misma frecuencia, para poder comunicarse a través de ellos los gruístas de las grúas que se cruzan.
  • Se prohíbe expresamente, en la zona de intersección conjunta, el trabajo simultáneo de dos grúas.
  • La utilización normal de las grúas se realizará de forma que la pluma de una de las grúas trabaje siempre contrataria a la pluma de la otra grúa. Así nunca podrá colisionar la pluma de la grúa más baja con el cable de elevación de cargas de la grúa más alta.
  • Si es necesario atravesar por la zona de interferencia estando ésta ocupada por otra grúa, se realizará el giro en sentido contrario, si es posible, para evitar la interferencia, o bien se pedirá paso al operador de dicha grúa, para que retire la pluma de la zona de solapamiento. Esta maniobra debe estar autorizada por los recursos preventivos, por lo que deben ser avisados previamente por los gruístas.
  • Los operadores se colocarán en zonas con plena visibilidad, tanto de la pluma de la grúa que operan como de las plumas de las grúas con las que existe solapamiento.
  • Entre los operadores habrá plena comunicación y en la medida de lo posible, existirá contacto visual entre ellos. Esto se hará extensivo a los operadores de grúa móvil o de grúas autocargantes.

En fase de ejecución, el coordinador de seguridad debe exigir que el procedimiento adoptado se incluya en el plan de seguridad del contratista responsable de las grúas, y es recomendable recordarlo en una reunión de coordinación de seguridad con todos los agentes afectados: coordinador de seguridad, jefe de obra, recursos preventivos y gruístas. Todos deben firmar el acta de la reunión, comprometiéndose a cumplir el procedimiento de trabajo adoptado.

Os recomiendo, sobre este tema, el interesante artículo de Gustavo Arcenegui: Implantación en obras de grúas torre: interferencias y medidas de prevención.

Espero vuestros comentarios.

Autor del artículo:
Francisco José Martínez Montesinos  fran@seguridadconstruccion.com

Anuncios

5 comentarios en “Cruce de grúas torre

  1. Antonio José Ruiz
    Trabajé bastante con grúas torre y conocía bastante bien la medida de limitar el giro.
    Pero desgraciadamente se empleaba muy poco o nada.
    Todo mi apoyo para que esta web marche bien y entre todos se eviten situaciones peligrosas y accidentes.
    Saludos.

    • Señalero y comunicación, sentido comun. Como vas a limitar el giro de mi grúa para que no pueda trabajar en mi obra .Limita tu la tuya .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s